Los orígenes de la protección por maternidad

##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Pilar Núñez–Cortés Contreras

Resumen

El trabajo asalariado de la mujer en las últimas décadas del siglo XIX y XX se encuadró en el modelo de relaciones laborales surgido de la Revolución Industrial, con la agravante de que la percepción de la trabajadora por la sociedad de la época perjudicó aún más su situación en el mercado de trabajo. Existió a finales del siglo XIX un fuerte rechazo social del trabajo femenino; una buena parte de la sociedad opinaba que el sitio de la mujer estaba en el hogar. A medida que avanzó el siglo XX la sociedad comenzó a tolerar el trabajo de la mujer sólo en situaciones de necesidad. El sosiego político de la última década del siglo XIX propició varias tentativas legislativas que no llegaron a cuajar. Finalmente, el proyecto, fuertemente criticado en los medios obrerors, que Eduardo Dato había remitido al Senado en 1889, se convirtió en la Ley de 13 de marzo de 1900. Esta Ley que reconoce por primera vez el derecho a la licencia por maternidad, lo caracteriza como un verdadero supuesto de suspensión del contrato de trabajo, cuyos rasgos esenciales son: inactividad laboral temporal, ausencia de remuneración y reserva de puesto de trabajo.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Cómo citar
Núñez–Cortés Contreras, P. (2002). Los orígenes de la protección por maternidad. Revista De Fomento Social, (225), 25-42. https://doi.org/10.32418/rfs.2002.225.2407
Sección
Estudios